La buena presentación de los novillos, nota característica de los Encierros de Ampuero 2013

Encierros Ampuero 2013 Viernes (69)Negros nubarrones planeaban sobre Ampuero los días previos a la celebración de sus fiestas de la Virgen Niña. La amenazante previsión meteorológica no amedrentó a ampuerenses y visitantes, que volvieron a abarrotar las calles por las que discurrieron los tres encierros programados en la edición de 2013, marcados por la ausencia de incidentes graves y por la seria presentación de los novillos participantes, nota a valorar muy positivamente tal y como está el mundo taurino hoy en día.

Abrieron fuego los utreros de Los Bayones, procedencia Lisardo-Atanasio, que protagonizaron la carrera del día 6. Con mucha gente en las talanqueras y un buen puñado de corredores sobre el asfalto, el trayecto de ida estuvo marcado por la separación entre mansos y bravos, con los primeros 30 metros por delante, lo que provocó que los participantes pudieran incrustarse entre ambas manadas. Agrupadas las reses en La Pinta, los 10 animales hicieron en mayor armonía el recorrido de vuelta al coso de la Nogalera, provocando únicamente la caída de un joven al paso del último novillo del grupo. Encerrado entre dos astados, el hombre hubo de lanzarse al suelo pasa evitar el golpe con las astas, siendo pisado en la pierna sin resultar herido de consideración.

Entrados ya en el fin de semana y bajo una fina cortina de agua, el sábado 7 llegó el turno de los novillos de los Hermanos Garzón, de procedencia Núñez del Cuvillo, del concurso de Recortes vespertino, con menos presencia que los del día anterior pero estando igualmente bien presentados. Llegaron más corredores de varias provincias limítrofes e incluso de Francia, apretándose las carreras y aumentando las dificultades para “coger toro”. Uno de los mansos de Caminero y un utrero negro fueron los encargados de abrir la torada, imponiendo un alto ritmo pese a estar el suelo muy mojado y con algunos charcos. El resbalón de un novillo no logró romper el grupo, llegando todos hermanados al final y encarando el trayecto de vuelta de nuevo con nobleza y mucha velocidad. Una caída en la subida al puente fue el único susto de la encerrona, pese a que dos novillos resbalaron en la curva de la farmacia e hicieron el final del recorrido unos metros por detrás de sus hermanos.

Para finalizar y con el suelo algo húmedo por la lluvia caída durante la noche saltaron a la calle 5 novillos de los Hermanos Martín Alonso, que por la tarde debían haber sido lidiados (el festejo acabó suspendiéndose) por Juan Ortega y Juan Millán y que tiene origen Domecq-Contreras. Novillada fuerte, con trapío y con algún astado de plaza mostrando los pitones que provocó el único traslado médico de los encierros. Ocurrió en la entrada a la plaza, cuando un mozo cayó y recibió una coz que le provocó un traumatismo facial de pronóstico leve. Antes, y durante la carrera de ida, un utrero negro había tomado la delantera en la calle Mayor, sin provocar incidentes pese a alguna mirada hacia la parte derecha del asfalto, y con otro castaño unos metros por detrás. Durante la vuelta y como los dos días anteriores volvieron a ser los cabestros los que encabezaron la manada, con otro novillo negro por detrás que tras lanzar un pequeño derrote hacia su izquierda provocó la caída del mismo joven que sufrió un susto el viernes.

Otro año más los encierros de Ampuero se cierran con un notable éxito de asistentes, de corredores y sin incidentes de consideración. Tampoco en las sueltas de vaquillas hubo que lamentar heridos graves, siendo como es costumbre las reses de los Hermanos Domínguez de Funes (Navarra). La suelta nocturna del sábado tuvo que suspenderse por las malas condiciones climatológicas, contando con numerosa participación de mozos las celebradas después de casa encierro.

Un éxito del festejo popular que contrasta con la debacle de las novilladas vespertinas. Poco más de 200 personas asistieron a la protagonizada por Fernando Rey y Luis Gerpe el viernes 6, un festejo que comenzó media hora tarde debido, en teoría, a la lluvia. La del domingo se suspendió, sin que las razones estén demasiado claras, toda vez que esa misma mañana las vacas habían salido al ruedo. La falta de promoción, los altos precios y el desinterés de la empresa han provocado que algo tan importante como una novillada picada pase como algo clandestino. Toca trabajar para recuperar lo que otrora fue uno de los ciclos más importantes del norte de España.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Crónicas, Festejos Populares y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s