El toro carretón

Foto: Aplausos.es

Foto: Aplausos.es

A la hora de ver toros reconozco que quizá tenga un problema. Bien sea por mi forma de ser, por mi personalidad norteña o porque vi jugar a Zidane, pero el caso es que necesito algo más que arte y postura para emocionarme con una faena. Por eso me es muy complicado juzgar el trasteo de Morante en el quinto toro de la última de la feria de Fallas. El sevillano ha bordado el toreo con la mano diestra, con muletazos eternos, cadenciosos, templados y rematados con una torería que solo el de la Puebla es capaz de imprimir a todas sus acciones. ¿El problema? El toro carretón.

El toro carretón es aquel cuya única cualidad para el toreo es embestir sin molestar. Ni tiene raza, ni casta, ni fuerza, ni emoción, no humilla… etc. Un montón de etcéteras, es decir, nobleza edulcorada que hace que las corridas de toros se parezcan más a entrenamientos movidos por tracción humana que a un espectáculo serio. Hoy lidiaba en Valencia Juan Pedro Domecq, el padre de gran parte de la cabaña brava española  y el creador de un tipo de cornúpeta que festejo a festejo va restando emoción a la tauromaquia.

Y claro, cuando un ejemplar de estos sale por chiqueros, todo lo que ocurra sobre el albero queda minimizado por la falta de una de las dos partes fundamentales de un festejo taurino. Por muy bien que haya toreado Morante, por mucho que uno sepa que, aun contra enemigos similares, muchos de sus compañeros son incapaces de ligar tres muletazos seguidos o por mucho que con el capote logre tocar el cielo del toreo. Sin toro nada tiene valor, nada tiene importancia. Si de verdad es diferente al resto del escalafón, tiene que demostrarlo ante astados bravos y con poder, no ante el que simplemente se deja hacer. Además falló a estoques, lo que dejó el premio en una vuelta al ruedo.

No solo el segundo del lote del de la Puebla ha sido un animal vacío. La corrida enviada por Juan Pedro ha sido un desastre de principio a fin, con dos toros devueltos a los corrales, ni un solo puyazo, un trapío indigno de una plaza de Primera y una falta de fuerza que ha impedido ver un solo muletazo con la tela rebañando el suelo. Tampoco los actuantes se han mostrado incómodos con sus oponentes. El triunfador numérico de la tarde y de la feria ha sido Daniel Luque, que en primer lugar sorteó un animal de Parladé, segundo hierro de la casa, escaso de poder que perdió las manos repetidamente en los dos primeros tercios.

La faena de muleta careció de emoción debido a la condición del toro y a la voluntad del matador, que se limitó a acompañar las nobles embestidas de su oponente. Mató de una buena estocada y paseó una oreja. El sexto, un sobrero de Jandilla, fue el mejor de la tarde y confirmó que el mejor conjunto ganadero del ciclo fallero ha llegado de la mano de Borja Domecq. El sevillano había calibrado el criterio del coso de la calle de Játiva durante el fin de semana y tras marrar a la hora de realizar el toreo fundamental acercó posturas con el burel, despertando la pasión que un público que tiene una forma peculiar de entender el toreo. Otra buena estocada y dos orejas en el esportón.

Ponce también ha tenido su toro colaborador, el segundo de su lote, con el que ha estado diez minutos pegando pases sin practicar ni una sola vez el toreo. Faena larga, tediosa, de doctor, de esas en las que el de Chiva acababa sacando petróleo. Lástima hablar en pasado de un diestro que pasó su mejor momento hace ya mucho tiempo. Con el primero abrevió, toda vez que además de no tener en pie embestía a la defensiva. Ni para carretón.

Ficha:

Plaza de toros de Valencia, con tres cuartos de entrada. Última de la feria de Fallas 2013. Cinco toros de Juan Pedro Domecq, dos de Parladé (uno como sobrero) y otro de Jandilla también como sustituto, que además fue el mejor de la corrida. El resto, mal presentado, sin fuerza, sin casta y sin pujanza en ninguno de los tres tercios.

Enrique Ponce: Pitos y ovación

Morante de la Puebla: Silencio y vuelta al ruedo

Daniel Luque: Una oreja y dos orejas

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Crónicas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s