La histórica jornada se quedó a medias

Una vez más, y pese a que se dio un paso fundamental para asegurar el futuro cercano de la tauromaquia, lo que se presumía como una histórica jornada ha vuelto a dejar una sensación agridulce entre los numerosos (pese a lo que aseguran algunos) aficionados a los toros. Las mentiras vertidas por diputados acomplejados y poco enterados de lo que estaba en juego han logrado empañar la aplastante victoria lograda en las votaciones, en las que se admitió a trámite la Iniciativa Legislativa Popular que busca declarar Bien de Interés Cultural la tauromaquia.

Toni Cantó Toros

Con cientos de personas a las puertas del hemiciclo y figuras como El Juli, Manzanares o Su Majestad el Viti en la tribuna de invitados, todos ellos apoyando la iniciativa, los diferentes grupos parlamentarios expusieron sus argumentos a favor y en contra de la declaración. A favor se pronunciaron el PP, UPN y UPyD, lo que suma un total de 140 sies. Los noes fueron de Izquierda Plural, el PNV, CIU Y ERC, mientras que el PSOE, que había manifestado su intención de rechazar la propuesta, al final reculó y decido abstenerse.

La mayoría de las intervenciones de los diputados carecieron de interés desde el punto de vista taurino, puesto que solo fue una excusa más para golpearse entre los distintos grupos políticos. Los argumentos de los antis fueron los de siempre, aunque el que más duele es el del tema económico. Los toros no reciben ningún tipo de subvención del gobierno, aportando cada entidad local el dinero que estima oportuno para sufragar o no los festejos taurinos de la localidad, al igual que hace con los clubes deportivos, las bandas de música o la asociación de amigos del macramé.

Si sus señorías se hubieran preocupado por el proyecto, se darían cuenta de algunos datos, recogidos en un dossier de prensa publicado por la Unión de Criadores de Toros de Lidia y que indican que el beneficio de los festejos taurinos sufraga 175.000 becas no universitarias, 13.770 plazas de educación infantil y el pago mensual de 131.000 pensiones no contributivas. La tauromaquia recauda 41,4 millones de euros, seis veces más que el cine y tres veces más que el teatro. Son datos demoledores que desmontan cualquier argumento dado por los diputados.

Tampoco el representante del PP, Juan Manuel Albendea, ha aprovechado esta coyuntura, aludiendo a tópicos demasiado manidos y dejando la sensación de que todo era por revancha. El que más claro habló fue Toni Cantó, portavoz de UPyD, que pese a las antipatías que ha despertado al señalar que los animales no tienen derecho a la vida, realizó una intervención jurídicamente indiscutible y, sin defender la tauromaquia, dejó claro que ellos no son nadie para prohibirla.

Una vez más cualquier discusión pública sobre el mundo taurino deja la sensación de que al ciudadano de a pie se le toma por tonto y de que una mentira repetida muchas veces acaba convirtiéndose en verdad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias, Opinión y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s